MainMind

True & racing de norte a sur


Fuentes de alimentación Samsung: TV y monitores

Nos encontramos con un monitor de ordenador, pero se aplica también a televisores, el cual aleatoriamente se pone la pantalla en negro, puede que primero se encienda unos segundos, luego se apague, o tarde en encender desde segundos a minutos... cada vez funciona menos tiempo... "le cuesta arrancar al monitor" suelen describirlo. El piloto indicador esta iluminado pero el panel no muestra ninguna imagen, ni siquiera cuando pulsamos en los botones del propio monitor (menú, brillo...)

La fuente de alimentación ha empezado a funcionar mal, aunque es capaz de suministrar algo de tensión. En estos casos la propia placa suele estar protegida, al no llegar la corriente correcta se apaga. El problema y la solución que se describe a continuación es habitual, pero no quiere decir que sea el único posible problema.

Lo primero desmontamos el monitor, puedes utilizar una espátula de plástico o metal, mejor que un destornillador plano para no dejar marcas. La mayoría de estos modelos Samsung de la época no tienen ningún tornillo, van ensamblados con pestañas de plástico a presión, entre el marco trasero y el frontal:

Una vez quitada tapa exterior, con cuidado de no golpear el panel frontal, retiramos la protección de los conectores, dos solapas que mostraran las clavijas, en este caso son 4 (cuidado de no intercambiarlos entre ellos, marcarlos antes de retirarlos. En la parte superior presionar las dos pestañas para deslizar el conector plano hacia fuera, en conector lateral tiene una pequeña lengüeta igual que los del lado opuesto:

Ya tenemos acceso a la fuente de alimentación, Samsung suele nombrarlas como BN44-XXXXXX según cada modelo, en este caso BN44-0123B. Desconectamos el arnés y retiramos los 3 tornillos, el inferior izquierdo de la foto es el que hace masa con el cuerpo metálico y es diferente a los otros dos:

Con la fuente de alimentación fuera, observamos (en este caso) uno de los condensadores (capacitadores) dañado. Se puede apreciar a simple vista (en la foto algo más difícil, se señala con la flecha roja), en otros casos pueden estar rotos/explotados, dependiendo del tipo se separan de las placas o de la cubierta.

Junto al condensador en mal estado a la izquierda, el nuevo que sustituiremos des-soldando de la placa. Con la molestia que nos hemos tomado, podemos sustituir los otros 3, aunque no parezca que tengan daños externos, el coste de los 4 es inferior a los 50 céntimos.

Volvemos a montar a la inversa, podremos seguir funcionando con nuestro monitor. Este mismo proceso puede aplicarse a otros modelos y fabricantes similares.

 

Agregar comentario

Loading