Certificados SSL

Cuando visitamos un sitio web y nos aparece en el navegador el prefijo https:// nos indica que:

  • Existe un certificado no caducado: los certificados caducan cada cierto tiempo o son revocados/cancelados en la lista de comprobación de sus emisores.
  • Existe un certificado digital emitido para este sitio: la dirección URL de la web coincide la del certificado.
  • Existe un certificado emitido por una entidad de confianza: confiamos en un emisor y sus listas.

¿Quiere decir que el sitio web es seguro? No. La lista de entidades emisoras de certificados de confianza es diferente para Microsoft, Firefox, Apple... con sus correspondientes almacenes. Es perfectamente posible que recibamos con Chrome un aviso de seguridad y con Firefox no, teniendo instalados ambos en el mismo equipo.

Las entidades de certificación a su vez puedes emitir certificados intermedios a otras entidades, y esta emitir los suyos. Algo así como diría Groucho Marx: "la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte"

Dado que se emiten y cancelan millones de certificados cada día, tanto Microsoft como Apple van introduciendo las actualizaciones de entidades automáticamente en sus sistemas operativos, y las entidades, con sus certificados de sitios e intermedios.

En la mayoría de casos este funcionamiento predeterminado facilita el uso general y acceso a sitios web, aunque podemos hacerlo de forma manual y desactivar esta opción en Windows:

Si pese a ello seguimos pensando que todo esta bien, tenemos la falsa idea de seguridad con el candado de nuestro navegador, pongamos otro ejemplo; hemos visto que la lista de entidades de certificación es difícil de gestionar tanto para empresas como usuarios finales, sería posible con un ataque main-in-the-middle con un certificado válido interceptar el tráfico SSL: sí.

 

Lecturas recomendadas:


Agregar comentario

Loading